top of page
Buscar

La Fascia y Medicina Tradicional China



 

 

 

 

La Fascia

Bienvenidos a este encuentro sobre el fascinante mundo de la “fascia”, haciendo alusión al documental recreado por los grandes investigadores del mundo de este mágico tejido: “fascianante fascia”, “Un mundo bajo la piel”.

Y decimos La Fascia ya que es una: un tejido conectivo, omnipresente que envuelve, da forma, protege, guarda memoria y comunica todas nuestras estructuras.

La Fascia emana del mesodermo, entretejiendo nuestras intimidades, desde lo más superficial justo debajo de la piel hasta lo más profundo (periostios, mesenterios, meninges…).

La fascia, ese tejido que empaqueta cuidadosamente cada órgano, cada hueso, cada vaso, cada fibra muscular… Cada fibrilla está sostenida por este misterioso tejido.

Por otro lado, la fascia también neutraliza toxinas endógenas. Sostiene el calor corporal, favorece el intercambio celular entre la sangre y la linfa.

¡La fascia es algo fascinante!

Ese sutil tejido que forma una red tridimensional e ininterrumpida, inmersa en los buenos humores que lubrican, nutren, drenan, tonifican y sostienen vigorosamente y con gozo cada cosa, cada órgano en su lugar para que desarrolle su función en interacción con la totalidad.

Es el tejido que posibilita el vacío fecundo, las cavidades, los espacios donde se aloja la vida, esos lugares, esos huecos donde el pulso del aliento se arraiga y profundiza. 

 

El estudio de la fascia empezó por su definición, que significa “banda” en latín, y se empezó a estudiar en cadáveres. Desde ahí se convierte en la cenicienta de la anatomía, ya que el protagonista ese hizo el músculo, los órganos, y la fascia se retiraba para verlos mejor, se partía, se dividía, no era tenida en cuenta. Se retiraba en los estudios anatómicos ya que no permitía ver bien lo aparentemente importante.

¡Si somos una unidad multifuncional: todo es importante!

El nombre de banda se lo dieron al vendaje para cubrir las heridas. Luego fue atribuido a lo que forraba los músculos y luego a lo que envolvía los órganos. No era importante. Lo importante en el movimiento y el funcionamiento eran los músculos y los órganos.

Gracias a Lucky Luciano, un italiano que vivió en Nueva York esto cambió y comenzó la idea de una red.

Si nos fijamos el un canguro, sus patas traseras están llenas de tendones, ligamentos, fascia. La fascia se comporta como un resorte, como un elástico. Cada vez que el canguro salta, absorbe el impacto del suelo y lo almacena en sus tendones en forma de energía potencial elástica que usa para el próximo movimiento, y así no gasta tanta energía. Tiene la capacidad de utilizar el 92% de la energía que absorbió en el impacto. Un velocista de elite sólo acumula el 56%.

Ahora se empiezan a hacer diferentes estudios y la fascia pasa de ser una desconocida a ser un gran tema de investigación desde hace 25 años. Ya ha habido 3 congresos internacionales sobre las fascias, en 2007, 2009 y 2012, 2015. El primero fue en la facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

 

FASCIA. DESDE LA VIDA EMBRIONARIA:

 

Vamos a retomar tres capas desde la vida embrionaria:

- Ectodermo (el 1): da origen a cerebro, médula espinal y epidermis.

- Endodermo (el 2): recubrimientos internos de intestinos, pulmones y glándulas.

- Mesodermo (el 3): de ahí salen corazón y vasos, riñón (eje Agua-Fuego), bazo (Tierra, que regula el eje de la vida) y tejido conectivo.

 

En el ser humano hay cuatro tejidos básicos:

- Epitelio. Recubre por dentro. Está organizado sobre la membrana basal, que es tejido conectivo, y si se daña esta membrana, no funciona ningún epitelio.

- Músculo. Hay dos tipos: voluntario e involuntario.

·   Voluntario = músculo esquelético

·   Involuntario = músculo cardiaco y liso

- Nervioso. Se caracteriza por dos cosas: las neuronas, encargadas de la “función”, y las neuroglías, que van más allá de un tejido de sostén.

- Fascia.

 

Siempre se ha dicho que la unidad funcional mínima del organismo es la célula, pero hoy se dice que no; una célula sola no puede sobrevivir, no perdura. La célula necesita capilares que traigan y lleven, y entre una y otros hace falta un espacio que permita un intercambio, entrar nutrientes y salir desechos. Ésa es la característica del tejido conectivo.

El tejido conectivo tiene células, una sustancia que produce y está fuera de la célula y que se conoce como matriz extracelular, a donde llegan capilares, nervios y linfa.

Existen varios tipos de tejido conectivo, como los especializados. Hueso, grasa, sangre, cartílago, linfa son tejido conectivo.

 

La fascia es todo tejido conectivo blando: ligamentos, tendones, aponeurosis (forran los músculos), cápsulas articulares, meninges. Y el líquido que está entre la célula y los vasos sanguíneos, el líquido intersticial, se considera la fascia líquida.

 

Ahora vamos a ver algunas de las funciones de la Fascia:

1) Es un metasistema. Un sistema que engloba a los demás sistemas. Todo pasa por la fascia. Allí terminan los capilares venosos, arteriales y la linfa, que es un sistema de comunicación. Allí terminan los nervios del sistema nervioso autónomo (simpático y parasimpático).

Todo el líquido del cuerpo, tanto el que está en los capilares arteriales y venosos como el que está dentro de la célula y como el que queda entre la célula y los capilares, pasa por la fascia. Todas las funciones fisiológicas y las enfermedades tienen que ver con la fascia de una manera directa o indirecta.

 

2) Es el órgano de la forma. Siempre se dijo que nos sostiene el hueso, el esqueleto. Falso.

Resulta que tenemos tres esqueletos:

- De agua: agua que está en las células, en los vasos y en el espacio entre ambos.

- Fibroso: es la fascia, una telaraña, una red tridimensional.

- Óseo. Como el hueso es tejido conectivo, cuando tenemos una postura adecuada, cuando hacemos qigong adecuadamente, nuestro esqueleto óseo flota en un esqueleto fibroso y de agua.

 

Si mi esqueleto de agua y fibroso funcionan adecuadamente, los huesos no tienen por qué chocar. De ahí vienen los problemas de la columna, que te encuentran una hernia, piensan que el problema está en la columna, te operan y las hernias caminan, y luego aparece más arriba o más abajo, porque el problema no es del hueso. El problema es que el esqueleto fibroso está desequilibrado. Somos como una estructura con palos, elementos sólidos; y con tiras, elementos elásticos. Lo que da forma es la unión de ambos y el movimiento lo permiten los elementos elásticos y su capacidad de tensión.

 

3) Es un órgano de los sentidos. Vemos por estímulos de luz, oímos por estímulos mecánicos, probamos y olemos por estímulos químicos y palpamos por estímulos mecánicos. La fascia tiene 4 receptores (mecanorreceptores). Es decir, los estímulos mecánicos, la tensión y la compresión estimulan la fascia, y ésta transmite energía e información.

Si hay un problema articular, depende de la elasticidad, no del hueso. Si además la fascia está llena de sensores, ¿no dependerá de lo que sientes, de los sentidos? Porque la postura corporal tiene que ver con lo que sientes: los sentidos, el sentir y el sentido u orientación de tu corporeidad y emociones.

 

La Tradición, cuando hablaba de anatomía, hablaba de órganos internos y canales de acupuntura que comunican los órganos entre sí y con el entorno. Pero entre todo eso hay membranas y grasa.

La fascia es como un sexto sentido, con toda la sensibilidad. La fascia tiene 10 veces más receptores que el músculo. Si tienen en cuenta todos sus receptores, con y sin mielina, son más que los que tiene la retina, que es la encargada de la visión.

 

4) Es la encargada del movimiento. Se ha dicho siempre que el músculo se contrae, le pasa la fuerza al tendón, éste actúa como una palanca en la articulación (que son dos huesos unidos) y aparece el movimiento. No es así. El tendón, el músculo, el hueso vienen del mismo lado, son mesodermo, es un órgano único con distintas funciones. Ha nacido un nuevo órgano: el órgano mesoquinético (meso = mesodermo y quinesis = movimiento).

Todo el movimiento del ser viene del mesodermo. Es una unidad única que se especializa en funciones diferentes porque la fascia responde al movimiento (cambio, transformación, mutación, transmutación). Las características de la fascia, el tipo de células que tiene, su cantidad de fibras de colágeno y elastina, la cantidad de agua varían según el estímulo del movimiento. La fascia se comporta entre sólido y líquido. Se dice que es un cristal líquido, un elemento intermediario entre el sólido y el líquido que, según el estímulo, se vuelve líquida o sólida.

Y aquí hay algo que tenemos que aprender y cultivar: la fascia depende del uso. Se altera por el desuso/no uso (sedentarismo), sobre uso (entrenamientos extremos, esfuerzos excesivos) o mal uso (malas posturas en cualquier actividad de la vida).

 

5) Es un sistema de comunicación. Nos dijeron que el sistema de transporte de información más rápido en el cuerpo era el nervioso. Falso. La fascia transporta energía e información de distintas formas:

- Efecto mecánico: tren mecánico (relaja en un lado y tensa en otro), deja y toma información.

- Sistema nervioso.

- Sistema piezoeléctrico. El colágeno es proteína y éstas crean potenciales y transmiten información.

La fascia transmite información 3 veces más rápido que el sistema nervioso, tres veces la velocidad del sonido.

 

¡Bienvenidos al mundo de la Fascia y MTC!

 

Mónica Mariño Costales

Roberto Hernández Salinas

70 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page